Mujeres mayas, guardianas de la abeja Xunáan Kaab

por Sociedad Cooperativa “Kuxtalil”

 

En 2012, en el municipio de Maní, Yucatán, a través de la convocatoria del programa “En pro de la Mujer de Educampo”, un grupo de mujeres mayas se organizaron para trabajar en el manejo y crianza de la abeja Melipona beecheii, comúnmente conocida como “Xunáan Kaab” que en lengua maya significa dama de la miel o de las abejas.

 

La iniciativa partió del deseo de aprender, conocer y salvaguardar los saberes y tradiciones de los abuelos; lo que les implicó adquirir conocimiento sobre el cuidado de la abeja melipona, producción de miel, reproducción de cajas tecnificadas y rescate de jobones (troncos huecos con discos de madera en los extremos), entre otros aspectos básicos de la actividad.

 

En 2018, el grupo de mujeres se consolida como una sociedad cooperativa denominada “Kuxtalil”, que en lengua maya significa don de vida. La cooperativa Kuxtalil, forma parte y representa a una red de 100 meliponicultoras de 9 localidades del estado, ubicadas en los municipios de Maní, Oxkutzcab, Teabo, Chacsinkín y Tekax.

 

A través de la red de mujeres emprendedoras se promueve el rescate, conservación y difusión de la meliponicultura dentro y fuera de sus comunidades, la participación de la mujer y comercialización de productos naturales, reconociendo esta actividad como una alternativa sostenible para la cultura y biodiversidad de las comunidades rurales en el estado. El Programa de Pequeñas Donaciones (PPD) en México, el año pasado destinó recursos significativos para continuar con el desarrollo de esta iniciativa.

 

Las mujeres aseguran que la meliponicultura les ha traído grandes beneficios colectivos: el fortalecimiento de saberes, capacidad de organización, toma de decisiones, división de trabajo, conocimiento en el área administrativa y comercial; pero sobre todo beneficios personales, ya que perciben que su trabajo es valorado, se sienten partícipes en el ámbito familiar y económico, motivadas por formar parte del rescate de una actividad maya casi extinta que en los últimos años ha cobrado fuerza.

 

Como todo proceso de aprendizaje, las mujeres mencionan que el camino no ha sido fácil, se han enfrentado a situaciones difíciles como la pérdida de colmenas, pero lejos de ser una mala experiencia, les ha permitido generar nuevas estrategias, mejorar su técnica de manejo y cuidado para futuras eventualidades y prevenir riesgos que puedan afectar a sus meliponarios.

 

Además, las mujeres han acumulado conocimientos importantes relacionados con las propiedades medicinales y curativas de la miel de melipona, la cual sirve para aliviar infecciones respiratorias, como dolor de garganta, tos con flemas, controlar el asma, cataratas oculares, carnosidad, heridas, usos terapéuticos, entre otros beneficios. La vivencia de las mujeres garantiza la propiedad curativa y se sienten en total confianza de recomendar sus productos, innovar, diversificar y prestar servicios para un mejor aprovechamiento del recurso en las comunidades.

 

La participación en redes sociales, eventos públicos como ferias, tianguis y/o mercaditos, les ha permitido promocionar sus productos y obtener beneficios económicos. Ellas comentan que se encuentran motivadas, no pierden la esperanza de que se regularicen las actividades para incrementar sus ventas. La contingencia ha repercutido principalmente en la comercialización de sus productos. Sin embargo, la percepción de las mujeres respecto a la meliponicultura es alentadora:

 

Existen pocos estudios que avalen la calidad y los beneficios curativos de la miel de melipona, nosotras como meliponicultoras, somos la voz de las abejitas, porque conocemos los beneficios que ofrece, es muy importante ser honestas, de esta manera las personas que compren nuestros productos realmente estén seguras de lo que se están llevando a su hogar”. - Doña María Ek, Teabo, Yucatán - 

 

 “… He aprendido mucho del rescate de las abejas meliponas, cuando uno quiere, puede. Aún con miedo, te atreves a hacer las cosas y solo hay dos resultados, ganas o pierdes, y en esta parte yo gané bastante… Nosotras las mujeres también podemos salir adelante y aportar económicamente en nuestra familia”. - Doña Carmen Kú Ramírez, Oxkutzcab, Yucatán -

 

CONTACTO

 

La comercialización es un factor clave para impulsar la meliponicultura en el estado, por este motivo, la cooperativa de Kuxtalil y la red de productoras, invita al público en general a conocer esta iniciativa, a través de la plataforma de facebook, o al correo lpalmero09.lb@gmail.com. En esencia este grupo de mujeres se ha desempeñado como las “guardianas” de una especie en peligro de extinción.

logo, colores, ppd, programa, pequeñas, donaciones, fmam, 25, años, méxico, amarillo, verde, azul, café
franjas, turquesa, amarillo, azul, naranja, verde, café
logo, pnud, azul