maria, lourdes, chi, mujer, campesina, playera, azul, rayas, blancas, plantas, milpa, maíz, trapo, cadena
logo, ppd, mexico, programa, pequeñas, donaciones, fmam, amarillo,

“Le k’iin kun K’a’anantak bix u tuukule´maakobó, mix bik’iin u kíimile K’aam ba’albailobó miatsil”​

Cuando los valores humanos se respetan nunca mueren las herencias culturales.​

¿Cómo acceder a los financiamientos?

Conoce el proceso para aplicar al financiamiento del PPD.​

QUIERO UN FINANCIAMIENTO

Paisajes

Las estrategias de paisaje se desarrollaron de forma participativa con comunidades locales en 2019 con visión para el 2030 y buscan atender necesidades comunitarias actuales, basándose en la percepción de su entorno biocultural y promoviendo el manejo sustentable de los recursos naturales en los ecosistemas más biodiversos del sureste mexicano.

 

Conoce los diferentes proyectos que agrupa cada paisaje.

fruto, cacao, verde, café
maíz, mazorca, cultivo, sustentable, milpa

Paisaje Forestal Milpero

logo, paisaje, forestal, milpero, abejas, mazorca, maíz, naranja

En este paisaje, los habitantes locales realizan diferentes actividades que permiten el manejo sustentable del territorio y son parte fundamental de la identidad regional, tales como la milpa maya, la apicultura, la meliponicultura, el turismo alternativo y el manejo forestal no maderable.

 

La estrategia de este paisaje busca detonar la creación de proyectos innovadores y espacios de participación incluyentes y equitativos fomentando el manejo y la conservación de la agrobiodiversidad basados en el conocimiento local, así como la adaptación ante los cambios globales en beneficio de las comunidades locales.

ceibo, milenario, hojas

Proyectos por zona

COMPRA PRODUCTOS DE LOS PROYECTOS

Noticias

Café libre de químicos para rescatar la selva chiapaneca​

por Tierra Nueva A. C. Al sur de México, específicamente dentro de los corredores naturales que conectan la Sierra Madre del Sur con la Sierra Madre de Chiapas, existe una región de gran valor ecológico y cultural que se encuentra custodiada por la etnia zoque. Diecinueve familias productoras de café han desarrollado buenas prácticas agroforestales para conservar la biodiversidad de la región, ya que consideran que es esencial para asegurar su futuro y el de sus familias. Ocotepec, o cerro de ocotes, es una de las comunidades más importantes de la zona y se encuentra compuesta por agricultores, ganaderos y cafeticultores, todos basados en técnicas agropecuarias tradicionales para subsistir. Anselmo Valle y Artemio Cruz forman parte de las diecinueve familias que desde 2015 han trabajado para mejorar su producción de café por medio de un buen manejo de los recursos que les ofrecen sus bosques y selvas. “Queremos rescatar nuestro campo, las plagas y enfermedades han acabado con nuestros cafetales y queremos recuperarlos de manera permanente”, mencionan. Sus acciones para conservar la biodiversidad, el germoplasma nativo del café criollo y los árboles necesarios para brindar sombra y protección a sus cafetales, se basan en un intercambio de saberes técnicos, científicos y tecnológicos con el conocimiento tradicional que tienen las familias sobre el manejo de sus parcelas. Las familias de la comunidad de Ocotepec producen y germinan sus propias plantas de café, lo cual les ha permitido desarrollar mejores ejemplares resistentes a enfermedades como la roya, además con cerezas de mejor tamaño y sabor. Actualmente cuentan con tres viveros que producen cerca de 15 mil plantas anuales, además de cultivar árboles de la región como el chelel, que es utilizado para dar sombra a los cafetales. Una de las actividades más importantes para evitar el uso de agroquímicos en los cultivos de café es la correcta poda de árboles para sombra. En esta región se combinan el bosque mesófilo de montaña y la selva mediana perennifolia, por lo que es fundamental procurar mantener un dosel compacto y uniforme, ya que mucha sombra promueve la aparición de la roya, hongo que suele acabar con las cosechas en muy poco tiempo. “Hemos visto una recuperación en nuestros cafetales, aunque tarda más tiempo que cuando se ponen químicos, pero creemos que va a ser mejor para todos: para el campo, porque va a vivir más tiempo, para nosotros porque no estamos trabajando con químicos y para los que consumen, porque es un producto bueno”. Uno de los retos más grandes y satisfactorios de este proyecto ha sido la constitución de la cooperativa Casa del Café, o Kajwel Tojk en lengua zoque. Las diecinueve familias con las que trabajamos y que forman parte de ella, junto con muchas familias más, buscan promover la economía local en torno a la Economía Social y Solidaria. Ellos mismos definen sus metas y todos participan en las decisiones y división del trabajo, al mismo tiempo que promueven la participación mujeres, jóvenes y adultos mayores. “Promovemos un intercambio de productos motivando el comercio local”, nos comenta Anselmo. Actualmente, la cooperativa se enfrenta a un nuevo reto: la pandemia del COVID-19. “Aquí no hay enfermedad, sin embargo, el COVID nos afecta de otras formas, principalmente a los niños porque no tienen escuela, no hay reuniones, no hay eventos. Nos afecta económicamente porque los productos de la canasta básica subieron de precio. Todo se ha vuelto más lento y complicado”, menciona Artemio. Este proyecto se encuentra financiado por el PPD, Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI), Educación y Desarrollo Indígena de Chiapas A.C. Para mayor información sobre la cooperativa Kajwel Tojk: CONTACTOCel: 55 4443 1566atzin.calvillo@tierranueva.com.mx​

Prácticas agrosilvoculturales; aprendizajes, saberes locales, biodiversidad y comunidad​

por Alejandra De Velasco Celis · Mujeres, Organización y Territorios MOOTS Me recuerdo ahí parada frente a la pared de la casita azul en el ejido El Bejucal, observándola con ese color azul que siempre la ha representado, esperando su nueva transformación donde sería intervenida con colores, identidades y experiencias positivas en defensa del territorio. ¿Cuántos saberes, reflexiones, planeaciones ha escuchado la casita azul? Que si la conservación de la biodiversidad, que si el uso sustentable de los bienes naturales, que la equidad de género, que la organización comunitaria, que el enriquecimiento de la cobertura vegetal, que la importancia de la conservación de suelos… Durante el desarrollo del proyecto, la casita azul ha sido testigo de la importancia de los espacios de expresión artística que le dan valor al proceso de diseño participativo. Sitios donde la gente encuentra sentido e identidad con lo propio, con lo colectivo, para construir y narrar la memoria histórica, sentires, saberes y resistencias de las mujeres y hombres. Así, con emoción, la casita azul escuchó la idea de su transformación, el color azul que tenía, se convertiría en un mural. Un día de marzo previo a la cuarentena, llegó el tan esperado momento donde la comunidad decidió agarrar los pinceles y pinturas para empezar a descubrir, revolver y mezclar los colores para encontrar aquellos que fueran los más exactos, los que más les gustaran, aquellos que más representaran su territorio. La comunidad no sólo empezó a plasmar en aquella pared azul su territorio, como la flora, fauna y actividades productivas que forman parte de su día a día, sino también reflejaron sus experiencias, sus aprendizajes en el proyecto PPD, la restauración, la captación de agua de lluvia, el vivero de plantas locales, las plantas medicinales y más. Poco a poco, la casita azul  se fue convirtiendo en la casa de todas y todos, se volvió en algo más que un techo o unas paredes, empezó a ser lo colectivo, la unión, las reflexiones, los sueños, las fortalezas, los saberes… se transformó en un espacio donde se recuerda cada día lo importante que es ser comunidad, donde se permite pensar, crear y recrear las propias realidades, donde se imagina en colectivo, donde se construye y reconstruye con las manos y mentes de todas y todos. Ahora, en la distancia, después de tres meses de cuarentena, extraño la casita azul, la casa del mural. Extraño la reflexiones y acciones con compañeras y compañeros de la comunidad de aprendizaje “Esperanza y Territorio”. Extraño las risas de niños y niñas en las diferentes actividades de sensibilización, el caminar en las parcelas y cosechar en las milpas… Añoro con volver. Quiero agradecer principalmente a mi compañera de viajes, trabajo, reflexiones y equipo: Claudia Velásquez. Al equipo de MOOTS Bejucal, por todo su trabajo, entrega y compromiso: Dominga del Carmen Alejo, Bárbara Inés Alejo y Lázaro Chavarría. La colaboración de las mujeres de la Comunidad de Aprendizaje Naturaleza y Esperanza del Ejido “El Bejucal” que participaron en el diseño y elaboración del mural de la casita Azul. ​

...
...
coral, amarillo, mar, caribe
garza, real, ave, madera, tronco, cuenca, río
logo, blanco, ppd, programa, pequeñas, donaciones, fmam, 25, años, méxico

Publicaciones

Consulta las publicaciones de los proyectos y acciones que emprenden las organizaciones que han sido apoyadas por el Programa de Pequeñas Donaciones.​

logo, paisaje, forestal, maderable, no, árbol, jaguar, verde

Este paisaje se ubica en selvas altas y medianas de la Península de Yucatán donde se ha realizado manejo forestal desde hace más de cinco décadas y actualmente existen empresas forestales comunitarias de productos maderables y no maderables.

 

La estrategia de este paisaje impulsa la participación de jóvenes y mujeres en las actividades productivas del manejo forestal para incrementar el valor de los productos de la selva, revalorar los servicios ecosistémicos de las mismas, enriquecer la agrodiversidad, fortalecer la conservación comunitaria, entre otras acciones.

Paisaje Forestal Maderable y No Maderable

logo, paisaje, costero, golfo, méxico, caribe, cocodrilo, caimán, coral, mar, cenote, manglar, azul

Se ubica en la zona costera de la Península de Yucatán y el área marina donde se lleva a cabo la actividad de pesca ribereña.

 

En este paisaje se busca multiplicar las experiencias exitosas de pesca responsable, el turismo alternativo y la restauración de los ecosistemas degradados para fortalecer el manejo sustentable de la biodiversidad y consolidar la gobernanza en torno a estos bienes compartidos.

Paisaje Costero del Golfo de México y Caribe

logo, paisaje, café, cacao, chiapas, tabasco, semillas, chocolate

La estrategia de este paisaje busca fortalecer la conservación de la biodiversidad y la conectividad ecológica en los estados de Chiapas y Tabasco, al incorporar criterios de conservación en los agroecosistemas de café y cacao, así como reducir amenazas a los hábitats naturales en las áreas protegidas y áreas de importancia para la conservación del paisaje.​

Paisaje de Café y Cacao de Chiapas y Tabasco

El PPD en México está orientado a impulsar la participación comunitaria en la solución de los problemas ambientales mundiales y a mejorar la calidad de vida de las comunidades donde trabaja a través de organizaciones con personalidad jurídica.


Las pequeñas donaciones o subsidios pueden otorgarse a iniciativas que comprendan las siguientes actividades: Acuacultura de bajo impacto con especies autóctonas; Agroforestería y Agroecología; Apicultura Orgánica; Capacitación y Asistencia Técnica; Conservación; Difusión; Forestería Certificada; Investigación y Educación; Manejo de Fauna; Manejo de Flora; Planificación de Propuestas de Proyecto; Turismo Alternativo, entre otras.​

¿A quiénes apoyamos?

logo, paisaje, cuenca, baja, río, usumacinta, manatí, azul

Este paisaje se encuentra el estado de Tabasco y en menor proporción en los estados de Campeche y Chiapas. Su biodiversidad es de importancia global, albergando especies emblemáticas como el manatí, tortuga pochitoque, pejelagarto, mojara castarrica, mono araña, jaguar y manglares. La estrategia busca multiplicar experiencias exitosas de manejo sustentable de la biodiversidad, como la acuacultura con especies nativas, el turismo alternativo y la agroecología.​

Paisaje Cuenca Baja GRIJALVA - Usumacinta

logo, pnud, blanco